28
mar

Tendrá lugar durante el encuentro marítimo internacional “World Maritime Week” que se celebra esta semana en Bilbao, concretamente en la muestra de posters técnicos relativos a las energías marinas dentro de las conferencias sobre Energías Renovables.

 

El nuevo marco regulatorio implicará un mayor control del ruido radiado al mar.

SIMOAC_despliegue_detalle

La creciente actividad humana en el medio marino lleva aparejada una creciente preocupación sobre su potencial efecto negativo sobre este medio y en particular sobre su fauna, como se refleja en normativas internacionales tales como la Directiva Marco de Estrategia Marina (DMEM) en Europa. En esta directiva existe un apartado específico que hace referencia al ruido acústico y otras fuentes de energía, como la eléctrica y la magnética; si bien es la acústica la que está centrando hasta ahora todos los esfuerzos.

 

Junto con el ruido producido por los buques, asociado al tráfico marítimo, otra fuente significativa de generación de ruido en el entorno marino es la construcción y operación de los Dispositivos de Energías Renovables Marinas (DERM), que conllevan la emisión al mar de ruido acústico y electromagnético.

 

Dada la importancia que está alcanzando esta problemática, la industria está desarrollando sistemas para la medición y análisis del ruido que permitan minimizar los riesgos en el medio marino y cumplir con los requerimientos actuales y futuros. Diferentes países europeos, como Alemania, Gran Bretaña y Holanda han desarrollado ya normativa relacionada con el nivel permitido de emisiones acústicas de los DERM.  Es una tendencia que irá en aumento.

 

SIMOAC-EM para la medición del ruido radiado.

El sistema incorpora capacidades de registro y análisis de las influencias acústica, eléctrica y magnética. Está compuesto por una boya sensorizada que, desplegada en el mar, se comunica de forma inalámbrica con las unidades encargadas del control, procesamiento, registro y análisis de los datos, las cuales pueden ser instaladas en tierra o en un buque.

 

Además, el sistema puede detectar la presencia de fauna marina, facilitando así las labores de vigilancia medioambiental.

 

Este sistema puede utilizarse para monitorizar áreas de ruido como puertos o instalaciones offshore que requieren de un control continuado, o realizar mediciones específicas, permitiendo con ello obtener información detallada de los niveles de ruido emitidos, y por tanto realizar las acciones mitigadoras oportunas en caso de ser sobrepasados.

Los comentarios están cerrados.